La importancia de reflexionar sobre el ser humano

La reflexión sobre el ser humano es crucial: la idea que se tenga acerca de él es determinante –entre otros aspectos– para la orientación que adopte la moral, la política y el Derecho, para la aplicación de esos órdenes en la realidad y la organización de la vida social. Los fines que se persiguen están muy condicionados por esa idea. Es decisiva también para una teoría sobre los fenómenos que suscitan, como el Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales, para su realización y operatividad práctica. Basta con pensar en las diferencias que existirían, a nivel ético, político y jurídico, si se partiera de considerar que cada hombre y mujer es un sujeto valioso, único, que trasciende a cualquier colectividad y al propio Estado; o si, por el contrario, se considerase que su importancia radica en pertenecer a una comunidad, en ser parte de un todo: familia, clase, nación, etc. Mientras en el primer caso resultarían ilegítimos los actos de poder que los trataran como simples medios, a pesar de pretender asegurar el bienestar de los demás; en el segundo pretenderían no serlo si se orientasen al desarrollo de la comunidad, a la satisfacción del interés general. Mientras en aquel caso resultaría valioso que la comunidad se condujese a favor del ser humano; en este resultaría coherente que el interés de cada hombre o mujer quedase subordinado al bienestar de su comunidad. Tal diferencia de perspectivas influiría en la interdicción de la arbitrariedad, la organización democrática de las instituciones, las políticas públicas, la regulación de los derechos fundamentales y, en general, en la forma de ejercer el poder y el contenido de justicia del Derecho. Temas todos ellos tan relevantes para la construcción y el fortalecimiento de una sociedad justa: libre, abierta, plural y democrática. Dependiendo de la concepción que se tenga sobre el ser humano se tendrá una sociedad, un Estado y un Derecho completamente distintos, un ámbito de realización de su humanidad o una organización que dificulte su desarrollo, si es que no lo somete y domina.